En Ambientes comercializamos contenedores, sistemas y herramientas basados en las exigencias de la Norma Oficial Mexicana NOM 251, esta  indica los requisitos mínimos de buenas prácticas de higiene en el proceso de alimentos, bebidas, suplementos alimenticios y materias primas, para evitar su contaminación. De esta forma se garantiza la inocuidad de los alimentos, se disminuyen las pérdidas y desperdicios y se facilita la inspección.

En relación con el manejo de residuos estos deben ser almacenados en recipientes identificados con tapa y deben retirarse de las áreas de operación por lo menos una vez al día. Por su parte, los agentes de limpieza, agentes químicos y sustancias tóxicas deben estar separados, cerrados e identificados.

En el caso de la codificación de color, existen contenedores para cada tipo de residuos los cuales favorecen el proceso de reciclaje. Estos se utilizan de la siguiente manera:

Verde: vidrios y botellas de alcohol o refresco.

Azul: cartón y papeles de oficina, cuadernos, volantes, cajas, envases de alimentos, revistas, periódicos, folletos, etc.

Rojo: basura peligrosa como aerosoles, aceites, pilas, insecticidas o productos de origen tecnológico.

Amarillo: latas de aluminio y plásticos, envases de conserva, latas de refrescos y cervezas, plásticos de botellas, bolsas plásticas, etc.

Naranja: contenido de origen orgánico como cáscaras de frutas, restos de verduras y comidas.

Gris: residuos biodegradables o “demás residuos”.