Seguramente has notado las pequeñas manchas de sarro que se acumulan con el tiempo en sitios como las llaves del agua en tarjas y lavabos, especialmente donde hay pequeñas fugas. Estos residuos están formados por la cal contenida en el agua que, al secarse deja rastros a veces difíciles de limpiar.

En el hogar, el sarro afecta muebles baño y/o cocina, esta acumulación también se da al interior de los depósitos del agua en calentadores, purificadores, cafeteras y lavaplatos, formando placas blanquecinas que no podrás ver y a las que no tendrás acceso, y que provocan cambios en el sabor del agua y eventualmente bloquean los conductos. Esta alteración en el agua puede traer consigo problemas en la salud tales como piedras en los riñones, vasos sanguíneos y esclerosis*.

Dentro de la industria, un ejemplo de acumulación de sarro se debe a la grasa animal y vegetal usualmente encontrada en equipo y maquinaria de plantas procesadoras de alimentos, de esta forma estropeando tuberías, calderas y maquinarias.

Existe una solución llamada desincrustante o desensarrante, que es una sustancia química que se utiliza para eliminar el sarro, que contiene el líquido, al que se le conoce como agua dura, y cuya concentración puede variar dependiendo de la zona donde te encuentres.

Su uso es necesario en superficies de plantas industriales para eliminar los carbonatos de calcio, magnesio e incrustaciones de óxido y así evitar situaciones insalubres, la aplicación de desincrustantes conlleva a contar con estándares de limpieza altos para desarrollar procesos de calidad que beneficien a los consumidores y reducir gastos de operación a causa de herramientas y materiales en condiciones poco favorables.

¿De qué están hechos los desincrustantes?
Están compuestos, normalmente, de ácido clorhídrico que reacciona con los carbonatos alcalinos del agua y diluye las sales; también puede contener otros tipos de ácido, como acético, fórmico o sulfámico. Asimismo, existe como limpiador biodegradable, basado en ácidos inorgánicos.

¿Quién necesita uno y cómo se usa?
Son imprescindibles si tienes agua dura en tu zona.
Puedes encontrarlos en soluciones líquidas o en polvo desinfectante, tan solo hay que verterlas en el depósito del equipo y hacerlo funcionar para "purgar" el interior.
Lee siempre con cuidado las instrucciones de cada producto, considera que un agente desincrustante puede ser más fuerte que otro, por lo que puede resultar corrosivo y dañino para los ojos y la piel.

Fuente: http://www.lasegunda.com/Notic...